google-logo-with-two-euro-coins-635

Posted On Marzo 10, 2014 By In BLOG, COMUNICACION And 5052 Views

Tasazo Google ¡qué saber!

Everything You Always Wanted to Know About Google Tax (But Were Afraid to Ask)

La Tasa Google está en todos los medios de comunicación y canales sociales. Al tratarse de un tema legislativo-económico existen posturas muy diferentes y muchos actores sociales afectados. A ello se suma que los propios medios de comunicación son parte interesada, que el gobierno está impulsando una medida polémica y por lo que la confusión parece estar garantizada. Como todo el mundo está opinando se tiene la sensación de que el ruido y al señal se entremezclan demasiado, así que planteo algunas preguntas y respuestas imprescindibles alrededor de la Tasa Google.

¿Qué es la Tasa Google? Lo que se está llamando en los medios profesionales y social media la Tasa Google es el proyecto de reforma, por vía de urgencia, de la Ley de Propiedad intelectual (LPI) del que a fecha de la redacción de este post aún no está claro cuáles van a ser la reglas del juego, ya que aún no es público.

¿La Tasa Google afecta sólo a Google? La Tasa Google en realidad debería llamarse la Tasa Google News, Bing, Yahoo Noticias, Menéame, Flipboard, Feedly, Zite, etc., en resumen, afecta a cualquiera de las decenas de servicios de agregación de noticias existentes online o vía móvil.

¿En qué consiste la Tasa Google? Básicamente en hacer pagar a Google y el resto de agregadores de noticias por rastrearlas, indexarlas y enlazar titulares y parte de esas noticias por medio de servicios específicos, no de los motores de búsqueda.

¿De dónde sale la Tasa Google? Pues no, no es un invento español ya hay versiones en Alemania, Francia, Bélgica, Italia o Portugal con distintas versiones pero con el mismo fin.

¿Quién se siente perjudicado por los servicios de agregación? Los editores, aunque no todos, de prensa escrita.

¿Podrían los editores evitar la indexación de sus noticias? Con unas líneas de código pueden evitar que cualquier buscador indexe sus noticias, aunque también corren el riesgo de perder indexación en los buscadores.

¿Todos los editores tienen la misma posición? No. Entre editores existe también muchas diferencias, así la AEDE es una gran defensora de la tasa y, sin embargo, la AEEPP, la mayor asociación de editores de prensa que hay en España, con unas 700 cabeceras de todo tipo, está por posturas menos beligerantes.

¿Qué piensa Google? No suelen ser muy dados a las declaraciones pero la responsable del departamento jurídico de Google en España no cree “que sea necesario un pago, porque el uso que se está haciendo de esos contenidos es simplemente para redirigir al usuario a la información” y que “todos los editores y las páginas web en general pueden elegir estar en Google News o no”.

¿Cuál es el acto doloso de los agregadores contra los editores? En realidad, ninguno. Los agregadores rastrean e indexan un titular y una entradilla, lo que siempre ha sido de libre uso y normal en Internet. No hay por su parte comercialización, ni negocio sino un servicio a usuarios de la actualidad de forma simple y rápida. Los editores que prefieran no estar en los agregadores, pueden perfectamente evitarlo como se ha mencionado. Los editores no han sabido crear este tipo de servicios y han tenido que ser empresas tecnológicas grandes como Google o pequeñas como las que crean aplicaciones móviles las que hayan cubierto esa necesidad en el mercado.

¿Y si Google y el resto decidiesen no pagar? Pues probablemente deberían dejar de indexar los medios de los editores en conflicto y podrían sacarlos también de sus resultados de búsqueda, lo que llevaría a perdida de visitas a los medios de los editores que verían bajar sus ingresos por publicidad al tener mucho menos tráfico.

¿Quién se beneficia de la Tasa Google? Los editores de medios impresos ya que consideran que los agregadores de noticias deben compensarles por generarles tráfico e indexarles sus contenidos. También se beneficia el legislador-regulador forzando a Google a pagar y conseguir tener así en deuda a los editores por proporcionarles ingresos extraordinarios.

¿Por qué razón se debe compensar a los editores la Tasa Google? Oficialmente para “fortalecer la posición de los creadores y facilitar la transición digital de las industrias culturales y creativas” que suena, incluso, brillante pero que en realidad lo que se defiende por parte de los editores es que “nosotros hacemos los contenidos, los agregadores los comercializan y obtienen unos beneficios con mis contenidos“. Aunque esto no es verdad ya que los servicios de agregación son tan gratuitos como los mismos buscadores. La fuente de ingresos de Google y el resto no es la comercialización real de ningún contenido de los editores, sino la publicidad de Adwords y similares.

¿Cómo se justifica la Tasa Google? El argumento adicional para la Tasa Google es que se trata de compensar a los medios por “las pérdidas que Internet les ha supuesto” (¡¡sic!!) lo que los editores (AEDE) dicen que calcularán esa “compensación equitativa” (¡¡sic!!) en función de “las pérdidas de sus empresas” (¡¡sic!!). Y ahora entendemos, por fin, que los editores no tienen responsabilidad de nada en sus empresas editoriales, que cuando el negocio de la publicidad iba bien hasta el 2007 Google no debía existir y que toda la culpa es de Internet. Y nosotros sin saberlo.

¿Entonces qué es la Tasa Google? En realidad es una tasa de subvención por medio de terceros a la industria de la prensa, en horas bajas publicitarias que ha confundido hace años el modelo editorial con el modelo de ingresos. Y que ante la caída masiva de la publicidad (a niveles de 1996) se han dado cuenta de que no existía ya ningún modelo editorial que soportase el modelo de negocio. Es lo que un amigo, muy conocedor de los medios, aunque no está de acuerdo conmigo al 100% llama El error Internet.

¿Cómo beneficia Google y otros agregadores a la prensa? Según datos no oficiales Google estaría enviando a los editores de prensa más de 10.000 millones de clics al mes a escala mundial. Desde Menéame afirman que su servicio ha generado a los medios casi medio millón de euros de ingresos publicitarios solo en 2013, cinco veces más que lo que facturó Menéame en ese tramo.

¿Deberían pagarle los medios a Google por el tráfico que le genera? Esta cuestión ni se plantea en el debate de la Tasa Google porque de hacerse supondría un juego de suma cero. El tráfico que Google genera a los editores es la forma que los medios tienen de ponerle precio a la publicidad online que han malvendido (con descuentos superiores al 90%) y venden; y sin tráfico la publicidad de esos medios valdría mucho menos aún.

¿En que se diferencian las posiciones de diferentes países alrededor de la Tasa Google? Primero, en si Google debe pagar o no, la tendencia parece tender a que Google vaya pagando. Después si Google quiere pagar o no.

¿Cuál es la batalla de ideas alrededor de la Tasa Google? En realidad se trata de dos posiciones bastante simples: 1) o la tasa es un derecho de los editores a una compensación por la mera existencia de Google y otros servicios semejantes y 2) o es un pago, más o menos, voluntario y, más o menos, muy secreto (en Francia, p.e.) donde se da dinero porque sí o “para la transición digital de los medios impresos” pero no cómo un derecho.

¿Cómo puede acabar la Tasa Google? Todo apunta a que acabará habiendo una Tasa Google más o menos extendida contra Google promovida por los gobiernos que tendrán así en deuda permanente a los editores.

¿La tasa Google es un derecho? No. Lo de presentarla como un derecho parece más un arma de negociación, para garantizar y maximizar la tasa como un impuesto a Google, que algo racional. En teoría de juegos las posturas radicalmente opuestas suelen ser irreconciliables y, por tanto, nadie ganaría no poniéndose de acuerdo. Lo que en este caso lleva a pensar que la racionalidad ha de llevar a la colaboración y el acuerdo entre editores y agregadores más que la confrontación. Ahora bien, la irracionalidad colectiva es un hecho que nunca se puede subestimar.

¿Habría un ejemplo para comprender mejor la Tasa Google? Sí, para entender la Tasa Google que beneficia a los editores de prensa sería parecido a si todos los traductores del mundo le demandaran a Google una tasa por ofrecer su traductor de forma gratuita, o la Enciclopedia Británica o la Enciclopedia Espasa exigiese una tasa por la existencia de la Wikipedia.

¿Quién va a salir perdiendo con la Tasa Google? Pues aquellas empresas pequeñas, con mucha más imaginación que los editores, que son capaces de crear modelos de negocio basados en compartir contenidos. Lo que demuestra que lo del apoyo a emprendedores y TICs es más cosmético que real por parte de los gobiernos.

¿Qué es lo que no se dice ni se va a decir sobre la Tasa Google? La Tasa Google (además de las subvenciones que recibe la prensa por parte del Estado -por el mero hecho de existir- de forma directa o indirecta vía publicidad institucional lo que es una forma de garantizarse ciertos niveles de docilidad de los medios) es una forma adicional de tener controlados a los editores. La Tasa Google va a suponer una forma de control adicional de los editores por parte de la clase política, además de la que ya tiene la banca con la deuda de los medios, ya que decidirán también sobre el reparto de la tasa.

¿Estás planteando una teoría de la conspiración? No mucho (risas enlatadas). Por ejemplo, en relación con la Ley Sinde del gobierno del PSOE en ElDiario.es se afirmaba lo siguiente: “El papel de los medios es fundamental, ya que pueden silenciar parte de la protesta. En 2010, en el cable 10MADRID174 conocido gracias a la filtración de Wikileaks, pudimos leer cómo la ministra de Cultura del anterior Gobierno, González-Sinde, en un encuentro con el embajador de EEUU en España, argumentaba cómo los medios españoles no estaban teniendo en cuenta el clamor popular de las reformas en materia de Propiedad Intelectual al convertirse en parte del problema”.

¿La crisis de los editores se va a solucionar con la Tasa Google? Es imposible. El valor tradicional de los medios profesionales ha sido ser un canal de información vertical unívoco y descendente desde las élites hacia las audiencias comprendidas como agregados informes, los medios nunca han amado a sus audiencias. Esa mediación entre élites y audiencias tenía como objetivo la sincronización generalizada de las percepciones de las audiencias sobre los temas claves para las élites en la sociedad. Esa mediación la tenían los medios profesionales de forma exclusiva hasta la irrupción de los medios sociales con los que se ven obligados a cohabitar de forma incómoda. Eso es lo que está de verdad en crisis e Internet no es responsable de las pérdidas de los editores aunque incluso se lo pueda creer el menos reflexivo de ellos.

¿Cómo se va a posicionar la mayoría? Puesto que el debate, a pesar de su simplicidad de fondo, se va a llenar de ruido y aparecerán todo tipo de bengalas de distracción (la piratería la más destacada) se acabará presentando por la parte más interesada como una reivindicación casi moral y haciendo ininteligible para la gran mayoría el problema real. Así que, es muy probable que frente a la aparente complejidad del tema se acabe convirtiendo en una nueva guerra cultural y la mayoría de la gente se adscriba a la opinión de su grupo de referencia.

¿El dinero es un derecho? Pues sí. Así se presenta cuando se apruebe la Tasa Google, la pasta recaudada es un derecho irrenunciable,  incluso los que no comulgan con la AEDE y el Gobierno.

Post publicado originalmente en el blog de:

Captura de pantalla 2014-04-24 a la(s) 18.13.22

 

creative_commons

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading Google+ Comments ...
Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: