image000s

Posted On Febrero 27, 2014 By In BLOG, SOCIAL NETWORK ANALYSIS And 2532 Views

¿Los amigos de mis amigos son mis amigos?

El tamaño de la red social que las personas podemos manejar cognitivamente es una de las claves del análisis de redes sociales (ARS). La respuesta a esta pregunta no solo es importante porque se ha reactivado tras el fenómeno de los social networks sites (SNS) sino porque las diferencias en la capacidad de las personas para gestionar de forma eficaz el tamaño de sus redes sociales determina la posición de cada uno en la estructura social.

El tamaño de los círculos personales es un aspecto cultural y social crítico ya que es un indicador de la evolución social y cultural del ser humano. Así, con una nueva tecnología, por ejemplo la que permitió una caza más eficiente, el tamaño de los grupos creció hasta que se veían obligados a dividirse en dos para mantener la viabilidad y eficacia del grupo. Por tanto, existe un límite de tamaño superior para los grupos construidos de forma espontánea.

Aplicando modelos matemáticos para la investigación empírica antropológica, Bernard y Killworth (1979) fijaron ese número máximo, antes de una escisión, en 140. Los estudios del antropólogo Robin Dunbar (1993) sostienen que entre los primates, más fáciles de estudiar que los humanos, el tamaño del grupo social está relacionado con el tamaño del neocortex y que el número del tamaño máximo de los grupos de humanos ágrafos debía situarse alrededor de los 150 miembros.

¿Cómo se evidencia una limitación biológica en la práctica social? 150 era el tamaño habitual de las unidades militares en el Imperio Romano, también el de las unidades de Infantería durante la II Guerra Mundial y desde el siglo XVI. Y más ejemplos. Por tanto, se trata de un tamaño idóneo donde los miembros se encuentran cerca físicamente y supone un alto grado de cohesión y relación social.

Estudios más recientes de Bernard y Killworth (2006) les llevaron a elevar el número medio hasta 280, pero los resultados mostraban una gran desviación estándar. Esto es, algunas personas pueden tener redes de un tamaño muy superior y otras mucho menor en relación con la media, lo que tiene una importante conexión con La metáfora del mundo pequeño y La regla de los tres grados de influencia. Otros estudios, con diferentes técnicas de aproximación para medir el tamaño de las redes sociales, sugieren que el tamaño de una red personal eficiente podría situarse entorno a los 650 para hombres y 590 para mujeres (Zheng, Salganik y Gelman, 2006).

La variación en el tamaño de las redes sociales de cada persona dependen de un alto número de variables como la posición social de cada persona, si vive en hábitats urbanos o rurales, la clase social (que es una variable compleja a partir del nivel educativo, la renta, etc.). Aunque Internet también se presenta como un factor alrededor del tamaño de la red social de cada persona, faltan aún estudios sólidos en este aspecto, y parece tratarse de una variable menos determinante de lo que tiende a creerse (posiciones tecnocéntricas tienden a sobreponderar el factor tecnológico).

En resumen, las variaciones en el tamaño de la red social que una persona puede gestionar de forma eficiente es finito y tiene un importante componente biológico; además el tamaño máximo eficiente de una red personal parece depender menos de la tecnología y mucho más del talento de cada uno de nosotros, motivaciones alrededor de la seguridad, eficacia, confianza y nuestras habilidades cognitivas.

Post publicado originalmente en el blog de:

creative_commons

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading Google+ Comments ...
Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: