Posted On octubre 9, 2011 By In BLOG, COMUNICACION And 1360 Views

Yo, soporte

Publicidad y social media: el mapa no es el terriorio


Jorge Luis Borges escribió un breve texto titulado Del Rigor de la Ciencia, del que me sirvo con todo respeto para Borges y la literatura para una reflexión, peregrina sin duda, sobre la publicidad. Habla del tamaño de la escala de los mapas y de su representación del terriorio.

En aquel Imperio, el Arte de la Cartografía logró tal perfección que el mapa de una sola provincia ocupaba toda una ciudad, y el mapa del Imperio, toda una provincia. Con el tiempo, estos mapas desmesurados no satisfacieron y los Colegios de cartógrafos levantaron un mapa del Imperio, que tenía el tamaño del Imperio y coincidía puntualmente con él. Menos adictas al estudio de la cartografía, las generaciones siguientes entendieron que ese dilatado mapa era inútil y no sin impiedad lo entregaron a las inclemencias del sol y los inviernos. En los desiertos del Oeste perduran despedazadas ruinas del mapa, habitadas por animales y por mendigos; en todo el país no hay otra reliquia de las disciplinas geográficas“.

La publicidad hace ya tiempo no sólo que pretende confundirnos a todos igualando mapa y territorio sino que nos pretende consumir a los ciudadanos (territorio) como soportes (mapa). La entrada de las marcas en los social media -por mucho que se maquille- lleva el mismo camino: el intento de colonización publicitaria de la web 2.0 (el mapa del imperio 1:1) pretendiendo crear conversaciones (mapas a mayor y mayor escala) sin importar más que el tema publicitario (confundir el mapa con el territorio). Esto está en la línea de lo escrito en Facebook is wachting U dónde si uno cree que Facebook es inocuo y gratuito es por que se es parte del producto de venta.


Baudrillard (un filósofo nada académico, imposible de enseñar y muy sugerente intelectualmente)  no duda en afirmar que en nuestra época el territorio ha dejado de existir y que sólo sobrevive el mapa, haciendo imposible distinguir los conceptos uno del otro. Y sí, eso me parece que pretende la colonización de los social media por parte de las marcas, confundirnos y hacernos participes de su soporte-mapa, de una ficción de consumo siempre insatisfecha, siempre postpuesta. 

Lo que se provoca es una construcción de sin-sentido al margen de las marcas y su publicidad. La propuesta publicitaria general en los social media por parte de las empresas, disfrazada de conversación, es la de un mapa-soporte donde se reduce nuestra identidad de forma sutil y paulatina desde un sujeto-ciudadano (territorio) a un objeto-consumidor (mapa). Se presenta, entonces, como un mero simulacro de la libertad, de la realidad, de la identidad en la que se espera nos instalemos cómodamente como audiencia pasiva receptiva, como los malos amantes. Es decir, equivocar el modelo de la realidad presentado por la publicidad –cada vez más intrusiva e ineficaz- con la realidad misma.
creative_commons

3 Responses

  1. Excelente reflexión. Aquí están contenidas las ideas para explicar por ejemplo, por qué la #prostiTuit del PP (la cesión de los simpatizantes de los propios perfiles para que el PP postease en su nombre) es un fenómeno altamente preocupante y un signo de que se entiende a los usuarios como un mero soporte.

  2. Saludos Francesc,

    gracias por tu comentario, es como lo comentas y para la política aún más: todos somos el soporte jjjj

  3. Pingback: Reputacion Online, Netnografia & ARS Cuando un servicio como Facebook es gratis, tienes que preguntarte si no serás parte del producto - Reputacion Online, Netnografia & ARS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading Google+ Comments ...
Follow

Get every new post on this blog delivered to your Inbox.

Join other followers: